jueves, 6 de mayo de 2010

Destrozando a... Alice in Wonderland

Alice in Wonderland (Tim Burton, 2010)


El que Burton realizara una película, supuestamente según creíamos su propia versión de los inmortales, complicadísimos y fascinantes libros de Lewis Carroll parecía buena idea.
Cuando nos enteramos de que Disney era la que financiaba el proyecto ya algo nos olía mal.
Cuando vimos las primeras imágenes retomamos la esperanza.
Pero yo la mía la perdí el sábado en cuento me enfrenté a ella en el cine y terminé con la sensación de que nos habían timado pero bien.
La cosa es que parece que Burton ha realizado una supuesta segunda parte (cronológicamente cercana a A través del espejo) de la película que sesenta años antes había realizado la factoría, tomando tan solo los elementos que no habían sido robados para ese primer proyecto del segundo (el más impactante, interesante y siniestro de los dos) libro sobre las aventuras de Alicia y construyendo una historia en forma de cuento que no tiene nada que ver con la obra de Carroll y que tan solo lo asemeja en cuanto a personajes y elementos comunes (algunos, leves, de los artificios lingüísticos que adornaban y daban sentido a toda la bella historia de hadas).


Que además se queda en la estética (fascinante, asombrosa e inquietante, sin duda lo mejor del proyecto) y el recorrido es lineal y aburrido (salvo ocasionales y muy celebradas muestras de humor, ciertamente lo único que podría hacer que el film pudiera ser salvado) es algo que no se esperaba de él.
Pero lo que personalmente me resulta realmente curioso es que siendo la segunda parte de una película que ha aterrorizado a los niños de varias generaciones, resulte más pobre, infantil y disneyana que la original.
Y eso a Tim Burton no se lo perdono. Como no le perdonaré nunca a Woody Allen la de Barcelona... y yo que creía que ninguno de los dos pisaría nunca esta sección...


3 comentarios:

loquemeahorro dijo...

¿Cuándo son los golpes de humor esos? Porque se ve que yo me los perdí.

Sí, un chasco, vaya.

Lo dijo...

Pues como dice una amiga "me has dejado de pasta de boniato", con las ganas que tenía de verla... Ahora que casi me había olvidado de su versión de El planeta de los simios va y la vuelve a cagar.
(Y la de Barcelona a Allen yo tampoco se la perdono, grrr)

seraquenoseve dijo...

Uy terreno escabroso, yo temía horrores la historia de Alicia, ahora por ver con mi esposo la peli por ser de Burton, accedí a verla.

vaya que me decepcionó, y eso que mis espectativas eran nulas, hasta que estaba frente a la pantalla vi que era de Disney.

Churrote de peli.


da gusto saber que no soy la única que detesta el tropiezo de Woody Allen...