viernes, 9 de octubre de 2009

Opening night

Opening night (John Cassavetes, 1977)


En una entrevista en El intermedio a Paco León hace pocos días decía por razones que no vienen al caso que "Opening night es una película donde la gente va al teatro y llueve.".
Chistes aparte, porque lo era en la forma de decirlo y en el contexto en el que lo dijo, no se si León, persona hábil y según se infiere mucho más inteligente que todos sus personajes de ficción (y muchas elecciones de los mismos), se dio cuenta de la gran frase que acababa de decir, y de la ayuda que podría prestarnos a los blogueros sin ideas (o sin ganas de redundancias y coincidencias).

Porque ciertamente en Opening night la gente va al teatro, la historia es en el teatro, la vida es en el teatro... y llueve y hay relámpagos y truenos y rayos, especialmente sobre la cabeza de Myrtle Gordon, interpretada por una soberbia Gena Rowlands, esa actriz que, al igual que el personaje que interpreta, no quiere envejecer, no se resigna a hacerse mayor, hasta que la muerte ronda por su lado no sólo logrando que se enfrente a esos temores, sino que entre en completa crisis con lo que es, con lo que ha sido y con lo que será.


Quizá sea algo atrevido dedicar el apartado de clásico a una obra que tan sólo tiene 32 años (y es que ya dije en algún post que el año que nací yo pasaron muchas cosas importantes) y que, gracias a esa catártica dirección de Cassavetes, quizá uno de los directores que mejor han sabido usar esas imágenes de "cámara inquieta" (en mano o no, von Trier tampoco ha sido el primero en eso), tenga tan poco que ver con el cine convencional, pero es un atrevimiento que, desde luego, no lo es tanto.
Opening night, esa obra de ese artista tan denostado en su momento y tan fuertemente recuperado después, es un clásico por mucho motivos, por su originalidad, por su redefinición (como todo el cine de Cassavetes) del melodrama, por su puesta en escena, por su uso del metalenguaje, por su audacia autocrítica, por su guión y sus actores, y sobre todo y ante todo porque es una gran película. Tenga los años que tenga.