miércoles, 14 de octubre de 2009

El ejército de las tinieblas

El ejército de las tinieblas (Sam Raimi, 1992)


Tercera parte de la saga Evil Dead, El ejército de las tinieblas es uno de los ejemplos del talento de Raimi para hacer cine de entretenimiento, a pesar de lo que llevamos años viendo en la saga Spiderman.
Raimi rueda posiblemente la más marciana de las tres
películas de la saga, saliendo del discurso de cine de posesiones y zombies para filmar una comedia de traslados en el tiempo, posesiones y esqueletos andantes ambientada en la Edad Media, adonde es llevado el protagonista de la saga, nunca libre de los tejemanejes del Necronomicon, fundamentalmente para que los que vemos la película pasemos un buen rato, que de eso se trata.
Raimi abandona prácticamente el terror para centrarse en la violencia y el slapstick consiguiendo filmar una divertidísima puesta a punto de todas las referencias cinematográficas a las que el tema daba cabida, y convierte para ello al pardillo protagonista en un héroe legendario que ya no temerá a nada y que no tendrá el más mínimo reparo para que su "lado malo" lo invada cada vez que vea peligro.


Especie de oda risible y ridiculizadora del cine de acción de "machos", El ejército de las tinieblas es una de esas películas perfectas para una aburrida tarde de domingo. O para la noche. O para el lunes, o el martes... o cualquier momento en la que uno esté con ganas de cortarse las venas en general.

P.D.: las fotos las he cogido de un blog que acabo de descubrir que se llama L'homme naïf y al que hay que echarle un vistazo. Estoy a punto de añadirlo a la columna lateral, no digo más...

3 comentarios:

Lo dijo...

La primera vez que la vi ni conocía las otras peliculas ni a Raimi, pensé que era de terror, así que imagínate mi sorpresa. Me encanta, me divierto muchísimo cada vez que la veo. ya va siendo hora de que la vuelva a ver!

sangreybesos dijo...

Yo la volví a ver hace poco y lo pasé como un niño chico... Cuando la estrenaron en cine, el "¡Dame tu cariño, nena!" y el "Klaatu Barada... ¡ejem!" se convirtieron en auténticos hits entre mis colegas del instituto.

dvd dijo...

Tú no sabes la jartá de reír, entre vítores y aplausos, en el cine Delicias de Sevilla ¿cuánto tiempo hace? ¿17 añazos? Buffffff... ¡qué mayores somos!... Como te decía, el momento cumbre, el que rompe la peli, porque todos creíamos que era de terror, es cuando Bruce Campbell está luchando con el monstruo de turno y pega un salto a lo "Dragon Ball" ¡y se encaja la motosierra en el brazo!... ¡Impresionante! ¡Maravillosa! Y el hilarante desfile de esqueletos ¡Vaya pedazo de homenaje para Ray Harryhausen!... De lo mejor de Raimi, mejor que la cagada de Spiderman... ¡Vaya!