domingo, 8 de febrero de 2009

On connait la chanson

On connait la chanson (Alain Resnais, 1997)


No pensaba hablar de ella todavía para no ser repetitivo, pero no puedo evitarlo. Y no puedo evitarlo porque la he visto tres veces esta semana y se la he recomendado a todo el que me he ido encontrando por la calle. Me falta poner un cartel en las ventanas de mi casa. Y porque me he cansado de repetir que yo quiero vivir en un mundo así, en el que la vida fluya y la afectividad emane con normalidad, y se pueda cantar lo que pasa en medio de una conversación normal con total naturalidad. Y porque a pesar de ser tristísima, deja un sabor de boca maravilloso. Y porque es alegre, y divertida, y preciosa...


En realidad, ¿Hace falta que diga algo más? Voy a ver si la veo por cuarta vez...

6 comentarios:

Lo dijo...

Me encanta esta película, no puedo borrar la sonrisa de mi cara cada vez que la recuerdo. Creo que va siendo hora de volverla a ver!
(Por qué mi vida no puede ser un musical???? Por qué???????)

Capri c'est fini dijo...

Desde luego, la vida corriente tomada como un musical es algo que innova esta película. A mí también me gusta mucho y la he visto unas cuantas veces... me quedo entre todas ellas con la preciosa canción de Quoi... Saludos.

RFP dijo...

¡¡Cantemos todos!! ¡¡Cantemos!!
¡¡Convirtamos nuestra vida en un musical!! Pero bonito, nada de von Trier, por lo que más queramos.

loquemeahorro dijo...

Yo "solo" la he visto una vez, en el cine, en V.O.
Me gustó mucho, además me encanta el musical, me encantaría que efectivamente pudieras ponerte a cantar/bailar por la calle y la gente te siguiera.

Sí, yo también quiero que mi vida sea como un musical del tipo "Melodías de Broadway" cuando Fred Astair y Cid Charise van andando por el parque y empiezan a bailar poco a poco...

¿Y Todos Dicen I love you? No te gustó?

Gabriel dijo...

¿cómo le pusieron en castellano?

RFP dijo...

Estimado Gabriel, encantado de encontrar nuevas caras por aquí.
Siento no haber contestado antes, ya visite tu blog y vi que habías encontrado el título en castellano. En España no se tradujo, sin embargo.
Un saludo.