sábado, 28 de febrero de 2009

La tienda de los horrores

La pequeña tienda de los horrores (Frank Oz, 1986)


Esta película tenía todos, todos, todos los inconvenientes para no gustarme nada. Una versión de 1960 de Roger Corman que me encanta, el que venga de un Hollywood que se apropia de todo y a Steve Martin. El por qué esta pequeña obra se ha convertido, al menos para mi ideario propio en una especie de musical casi underground (sobre todo con lo que costó) plagado del mismo humor negro negrísimo que la obra original es un misterio que yo desconozco. Pero esta película me apasiona.

Divertida y poco ética, la historia de Audrey Jr, esa perversa planta carnívora a la que Seymour va dando de comer sangre humana mientras va creciendo para conseguir que la floristería en la que trabaja siga en pie, esa planta que le obliga a traerle carne a ritmo de samba... tiene algo. Y podemos asegurar que no lo tiene por sus autores últimos. Frank Oz es un artesano, pero ya está (o es que no le han dejado hacer nada más, y ha hecho demasiadas cosas para que dudemos ya), y Rick Moranis y Steve Martin... sin palabras. Sin embargo el film es casi hipnótico por momentos, original en cuanto a planificación, amoral, intenso y divertido, divertido, divertido... Me encanta. Y el número de Gimme more... Me encanta. ¿Ya lo dije?

3 comentarios:

dvd dijo...

A mí me parece muy entretenida y que además pule los defectos que tenía la primera, que era serie Z total.

sangreybesos dijo...

La película es una delicia y la banda sonora de Menken y Ashman una gozada, que tengo el cd original y todo, oiga!!
Pero me sigo quedando con la de Corman, aunque sólo sea por el tipo que come flores! Demencial!

RFP dijo...

la primera tenía su encanto, a mi me gusta mucho, pero esta me parece más completita.