jueves, 12 de febrero de 2009

Destrozando a... los discos de Alejandro Sanz

Viviendo deprisa, Si tú me miras, Básico, Alejandro Sanz 3, Más, El alma al aire, MTV Umplugged, No es lo mismo (Alejandro Sanz, 1991-2003)

El cómo lo que debiera haber sido un fenómeno perecedero de fans (y me estoy refiriendo a la música, a mi el chiquillo no termina de caerme mal, aunque estuvo a punto la temporada esa que tuvo en la que parecía que iba perpetuamente colocado) haya pasado a situarse como parte vendida y asumida por un alto porcentaje de la población patria como "cantautor" tiene su base en varias reglas simples que intentaremos explicar a continuación:

1) debuta joven;

2) hazte amiguitos famosos, a ser posible que uno de ellos sea Miguel Bosé (que tiene que tener un enchufe porque todo lo que coloca, incluido él mismo, se convierte en oro, fíjense si no adonde está llegando su sobrina);

3) "componga" música:
a) para "componer" dicha música comience por rescatar/recomponer melodías pegadizas (primera acepción del diccionario de la RAE: pegajoso), inspiradas (si no directamente escaneadas y/o arregladas de otros exitos anteriores);
b) coloque letras en ellas hablando de amor, a ser posible usando todos los eufemismos posibles para no decir "te quiero" o "me has dejado";
c) para dichas letras use frases hechas que suenen a poéticas o tergiverse refranes;
d) despreocúpese de la métrica, consiste en insertar todo la oración (incluidos cuantos más adjetivos mejor) en el tiempo que dure el trozo de música adjudicado, aunque sea a costa de correr y que no se entienda nada;
e) lo mismo con la rima (si nadie va a entender lo que se dice, ¿para qué preocuparse?);
f) ¿y qué es eso de que los versos tengan que seguir un cierto sentido?

4) continúe haciendo el mismo disco un LP tras otro sin darse importancia, como si en realidad en vez de en estadios de fútbol llenos de fanes desarretadas, tocaran en garitos de tercera llenos de humo y gafapastas;

5) la compañía de discos no tiene siquiera que gastarse un duro, sus amigos famosos, que además hacen programas en la tele como si supieran de música, le harán suficiente promoción, aupándolo al altar de los "grandes";

6) sumerja su vida privada en el más absoluto secretismo, váyase a vivir a Miami, y siga sacando los mismos discos;

7) cuando le digan que se repite, saque el mismo disco con alguna influencia distinta para que parezca que hemos cambiado ¡pero no cambie!, si no se le acaba el chollo;

8) y suerte.

Si no es así, no me lo puedo explicar, de verdad que lo digo. Y sigo diciendo, a mi el muchacho no me cae mal. Pero como me lo encuentre y escuche una vez más lo de "tiritas pa este corazón partío" le arranco la cabeza de cuajo. Pero de cuajo.


8 comentarios:

dvd dijo...

Yo siempre digo lo mismo: ¿Quién es más gilipollas? ¿el gilipollas o el que sigue al gilipollas? Yo tengo mi propia teoría o variante: Gilipollas es el que no puede considerar gilipollas a alguien sólo porque está forrado... ¡Eso es ser gilipollas!

Lo dijo...

Se te ha olvidao otra!! A saber, pose con cara de memo y la camisa abierta en cualquier revista juvenil (en su época, Super Pop), es necesario darles material gráfico a las fans para forrar las carpetas.
Musicalmente hablando, nunca me ha gustado. Y yo le partía otra cosa, por pesao.

Justo dijo...

El porqué la gente se volvió loca perdida -sobre todo con el dichoso disco del Corazón partío y Si fuera ella es uno de esos misterios de la Humanidad que quedarán sin resolver.

Pero ocurrió. Yo creo que te faltan uno o dos motivos por aducir: la incultura musical y la devaluación definitiva de las emisoras de radio.

Déägol dijo...

Casos como el de Alejandro Sanz hay a manos llenas, gente que "compone" canciones empalagosas que la masa compra porque es lo que escucha en las emisoras de radio. ¿dónde está la cultura musical de este país?

Donde se ponga un poco de buen rock&roll...

Ricardo Baticón dijo...

Aunque me he reído mucho con la entrada (muy ingeniosa, mi enhorabuena!) pero no comparto el contenido!... Para mí es un artista que ha ido de menos a más... Al ppio no me gustaba mucho, por no decir nada... y ahora cada disco le descubro más... y me quito el sombrero hacia él. Además no tiene imitadores, su voz es única.

Saludos!

RFP dijo...

dvd: ein? ¿Pero quién es el gilipollas? Me estoy poniendo parana...

Lo: pero eso se presupone, cariño...

Justo: de momento nos queda radio 3, pero hay millones de informaciones que auguran que será para poco.

Déägol: de to la vida. Encantado de verte por aquí.

Ricardo: mírate eso, haz el favor. Me empiezas a preocupar.

dvd dijo...

Yo sólo escucho Radio3 cuando estoy solo y Radio Clásica con mi pequeñita, que la relaja mucho. Luego está la SER, pero ahí no hay música. No sabía nada de que vayan a suprimir Radio3, después de tantos años iluminando la oscuridad. No sé, al ser una cadena pública supongo que no tiene por qué regirse por audiencias ¿no?
Yo estoy orgulloso de pertenecer a esa "amplia minoría".

Capri c'est fini dijo...

Hummmm jajaja estoy de acuerdo, la cabeza de cuajo, pero leyendo tu "decálogo" para triunfar a lo Alejandro Sanz, pienso que aunque hagas todo eso si no tienes una pizca de suerte para que todo te salga como a él, pues vas mal. Aunque siempre puedes quedarte en Andy y Lucas... Saludos.