domingo, 28 de diciembre de 2008

Uno de los nuestros

Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1991)


Absoluto monumento cinematográfico, una de mis películas preferidas de Scorsese (si no la que más), y la razón de que me resulte atractivo Ray Liotta, con eso lo digo todo. Mucho se ha dicho de Godfellas, y poco puedo decir yo a estas alturas. Poco puedo decir porque la historia de la captación, ascenso y caída dentro de la mafia italiana de Henry (Liotta) es una obra de arte del ritmo, del movimiento, de la narrativa cinematográfica tanto filmada como escrita. Tanto que se ha copiado su estilo hasta la saciedad (Tarantino, P.T. Anderson...), tanto que hasta el mismo Scorsese se ha repetido y ha vuelto a los mismos esquemas (con resultados a veces también espléndidos como en Casino) años después.
Larguísima en metraje, que no en duración, el texto que el propio Pileggi (escritor original de la novela en que se basa) adaptó junto con Scorsese para el cine, retrata el mundo de la mafia y de sus allegados, es decir, esa familia de verdad, todo un fresco social de lo que se establece en todos los niveles (afectivos, económicos, laborales
-delictivos...) para todas las personas que están dentro de ese mundo, mostrando personajes perfectamente dibujados desde el inicio encarnados una serie de actores espléndidos (de Niro, Pesci...).


En resumen, una joya. Por cierto, los premios esos del copyright se los dieron ese año a Bailando con lobos... por si alguien todavía se cree que quieren decir algo lo digo.

4 comentarios:

dvd dijo...

Pues tú lo has dicho: Obra maestra...

Chito dijo...

Entre mis preferidas sobre mafia creo que esta está después de El Padrino, una gran película, buen reparto y un magnifico Ray Liota en el papel de Henry.
Por cierto Joe Pesci siempre hace el mismo papel de matón violento y sanguinario en este tipo de películas XD.
Una pena que no se valorará la cinta lo suficiente en su momento como dices.
Un saludo.

RFP dijo...

Efectivamente, Joe Pesci siempre hace de si mismo, sea en comedia o en serio. Y aquí se preocupan por los encasillamientos... pues a este le ha ido muy bien.

Lo dijo...

Nada que añadir a lo que has dicho, una obra maestra sin pegas. Alucinante que le dieran todos los Oscars a la memez de Bailando con lobos...