miércoles, 3 de febrero de 2010

A la hora señalada

A la hora señalada (John Badham, 1995)


Hay grandes directores que parece que nunca han terminado de hacer la película que lo encumbrara y que siempre prometían.
Podría ser el caso de John Badham, director de alguna película mítica (Saturday night fever, por poner un ejemplo), pero que ha pasado al olvido cinematográfico y en los últimos años parece dedicarse tan solo a producciones televisivas. Y eso a pesar de haber firmado muchos de los títulos más entretenidos de los últimos treinta años.

Entre ellos se encuentra esta pequeña joyita, vehículo de lucimiento para dos de mis actores preferidos del panorama cinematográfico actual (Christopher Walken y, sobre todo el gran Johnny Deep) y que, en tiempo real, cuenta la extorsión e intento de asesinato de una política por parte de un hombre normal como pago por la liberación de su hija secuestrada.


Badham demuestra su tremenda habilidad para realizar una cinta tensa y emocionante, con acción controlada pero muchísima intriga, que pasó a la historia sin pena ni gloria y que merecía muchísima mejor suerte, a pesar de que este es otro de esos ejemplos de que se puede hacer cine de entretenimiento de calidad.
Claro que Badham también es responsable de su olvido: parece que nunca pretendió sobresalir más allá de sus productos como sin embargo han hecho otros que hacen películas de la misma calaña (o incluso peores), pero que suenan a premios de esos del copyright sin parar, incluso este año...
Al final voy a tener que ver Avatar, si lo se yo...


1 comentario:

Jesús Fariña dijo...

Nunca he sido fan de Badham,nunca pude soportar su robot de cortocircuito,pero he de reconocer que su "A la hora señalada",son de esas películas pequeñas que te pasas un buen rato,buena dosis de intriga,que su proposito es entretener y en mi caso,lo consiguió.Me ha parecido interesante tu blog,lo enlazo con el mio,pasa continuar su seguimiento.Saludos.