jueves, 11 de febrero de 2010

Destrozando a Psycho

Psycho (Gus van Sant, 1998)


Intención: A Van Sant le ofrecen rodar un remake (innecesario) de Psicosis. Y él cumple el encargo de la forma más apropiada: realizar exactamente la misma película.

Problema: Ni Van Sant es Hitckcock, ni Anne Heche es Janet Leight, ni Vince Vaughn es Anthony Perkins, ni el color es blanco y negro, ni el público se va a tragar una historia que se sabe de memoria y que lo pierde todo en la repetición.

Resultado: ser una de las películas más vapuleadas de su año, destrozar la carrera de Van Sant y salir un jueves en esta sección.

Lo único bueno: el culo de Viggo Mortensen y no encuentro foto...


2 comentarios:

Lo dijo...

Lo mismo digo. El culo, lo mejor. No te preocupes por la foto, nos vemos Promesas del este y solucionado.

Jesús Fariña dijo...

No sólo por Gus Van Sant, es por muchos directores que tienen la mania de tocar una película original perfecta,¿o es que la obra de Hitchcock se podía mejorar?Van Sant con esta película perdió credibilidad y le faltó el respeto al cine,saludos.