jueves, 20 de noviembre de 2008

Destrozando a... Dirty dancing

Dirty dancing (Emile Ardolino, 1987)



Se que este es muy muy muy fácil. Pero comprenderán que no se puede usar toda la artillería pesada a la vez, si no me quedo sin sección antes de fin de año. En resumidas cuentas, lo que quiero es que me ayuden a resolver una duda.
Dirty dancing no pudimos verla en su momento porque teníamos diez años y nuestros padres no nos dejaron. Lo hicimos con doce, a escondidas, en casa de una amiga. Por aquel entonces el único que sabía que a mi me gustaban los señores era yo (o al menos eso creía), con lo que, aunque la película ya entonces me pareció una auténtica tropelía, porque uno era muy leído y veía cineclub de madrugada (también a escondidas) desde que tenía nueve años (al hacer este tipo de confesiones me doy cuenta de por qué mi vida sentimental es tan triste), no me atreví a preguntarle a nadie la pregunta que haré a continuación so pena de ser tachado de celoso: ¿Fui al único al que le entraron ganas de rociar con un bidón de gasolina a Baby y meterle fuego en el tercer fotograma en el que aparecía? ¿O sólo lo han hecho con su director?
En resumidas cuentas, otro de esos claros ejemplos de lo mala que es la adolescencia.

8 comentarios:

Lola dijo...

Querido, admirado y amado RFP

Big girls don´t cry...Ay, qué comienzo de película...creo que 11añitos me contemplaban.
La tontería de Baby, enamorada de Swayze...qué espaldas, qué sexy cuando se quita las gafas de sol. Qué erótica la escenita...de cama.

Querido RFP, qué mala es la adolescencia, cielosanto. Pero qué despertar de los sentidos a ritmo de Hey Baby...
En fin.

Lo dijo...

Mientras voy por la vida de fan de Orson Welles, reconozco que ésta es la película que más veces he visto... ¬¬
Qué guión, madre, que no hay por dónde cogerlo ("Tienes razón, Johnny, hemos nacido para perder"), juas, pero qué recuerdos trae y qué culo tiene Patrick Swayze!
Besotes

dvd dijo...

Está usted (y no es una contradicción) afortunadamente bajando cada vez más el nivel de los jueves. Supongo que en próximas ediciones de su "Destrozando a..." podremos ver a Van Damme, Norris, Chuacheneguer o Stallone, verdaderas luminarias del cine que no es cine, sino...

RFP dijo...

Lola: a veces me pregunto si no hubiera sido mejor quedarse dormido.

Lo: qué culo, qué culo... ¿Te acuerdas de aquel horror llamado De profesión, duro?

dvd: no se confíe, querido. En breve tengo pensado hincarle el diente a algún otro de esos que los críticos adoran... y jamás he visto una película de Chuck Norris. Del resto prácticamente todas, he de reconocerlo.

Ricardo Baticón dijo...

Yo también tendría 11-12 añitos y si fui al cine a verla y siempre me la tragaba cuando la echaban el La1... normalmente por Navidades como Grease... A mí me gustaba incluso me compre el vinilo de su banda sonora... Bueno, el tiempo me despertó, me abrió los ojos y aunque la sigo guardando cierto cariño por los recuerdos pero la peli en sí ya no me gusta nada... En fin, maduramos, se supone... o no.

Lo dijo...

De profesión, duro, aaaaaaaaaaaahhhhhhhh!! Esa sí que la alquilamos y la vimos a escondidas, jijiji. Espantosa, pero es que estábamos pasando la fase Norte y Sur (serie que tengo, por cierto). Soy lo peor, lo sé.

Capri c'est fini dijo...

Dios mío, Dirty dancing ¿se puede ser más mala que esta película? Síiiiiiii, pues su segunda parte... que también tiene. Baby y su cara de tonta es lo anti, pero Swayze es hortera a más no poder... ¿Cuantas personas se habrán quedado parapléjicas por intentar el saltito del baile y dar con su columna en el suelo?

RFP dijo...

Ricardo: maduramos, maduramos... y menos mal.

Lo: AAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!

Capri: ¿Hubo una segunda parte? Al final voy a terminar creyendo en dios y todo... o me quedé sordo o algo.... afortunadamente para mi.