jueves, 17 de junio de 2010

Destrozando a... El cuerpo del delito

El cuerpo del delito (Uli Edel, 1992)


Durante los noventa hubo un género, el thriller erótico, en el que, como bien dice la página que tiene dedicada en facebook, "una mujer quiere cepillarse a la ciudad, un policía no le deja y acaban cepillándose entre sí".
Dentro de ese género se hicieron películas mejores, películas peores y se hizo El cuerpo del delito, posiblemente uno de los mayores atentados perpetrados contra la historia del cine y uno de los múltiples intentos de la inefable Madonna de venderse, en este caso como la diva sexual en que se quiso convertir a principios de los noventa, y que sólo confirmaba lo pésima actriz que era y lo peor que podía ser en manos de uno al que no sabemos quién dijo que podía ¿dirigir? una ¿película?
Willem Dafoe creo que tenía que pagar la hipoteca o algo...


3 comentarios:

Lo dijo...

Bueno, lo que me pude reir viendola!! Supongo que eso no es nada bueno al haberse hecho en serio, claro, pero yo me descojoné. Tremenda(mente mala).

Luis Cifer dijo...

Pues yo nunca la he visto, ni creo que me pierda nada. El éxito de Instinto básico generó múltiples copias que casi nunca valían un pimiento (tampoco que es la peli de Verhoeven fuera gran cosa, la verdad).

loquemeahorro dijo...

Un día quise verla en la tele, para reírme como dice Lo, nada, no hubo manera, a los 10 minutos me dio un calambre o algo que me hizo quitarla.

pd. Pobre W. Dafoe