martes, 11 de noviembre de 2008

La noche de Halloween

La noche de Halloween (John Carpenter, 1978)

Treinta años se conmemoran del estreno de la que sería iniciadora del cine de terror adolescente que conocemos. Es cierto que quizá la idea la tuvo años antes Tobe Hooper cuando rodó La matanza de Texas, pero el que puso orden, concierto, y esquemas que se repetirían hasta la saciedad fue Carpenter en esta obra, quizá la mejor de su género.
El problema, treinta años después, viene dado porque todo lo que la ha seguido, desde sus mismas secuelas, a los Viernes 13, a los Screams, a las Pesadillas en Elm Street, a los Se lo que hicisteis el último verano, a los... han sido repeticiones y más repeticiones de lo mismo, con lo que, tiempo después, los méritos de la cinta de Carpenter pueden parecer pocos. Pero no lo son.

Todos los habituales sabeis de mi predilección por él, y confieso que de Carpenter me gustan especialmente estas primeras obras. Es verdad que películas como esta o como Asalto a la comisaría del distrito 13, ambas magníficas a mi (en ocasiones poco) juicio, adolecen, con el paso del tiempo, de unos mayores bienes materiales que las puedan hacer competir con sus iguales posteriores, y es que la originalidad en este tipo de cintas de entretenimiento es nula. Pero el valor se lo da, precisamente, el haber sido originales en su momento, para luego ser copiadas hasta la saciedad.
Aunque si hay que reconocer que las cintas de Carpenter, más que les pese a los nuevos directorcillos que pretenden hacer lo mismo (o a otros como Wes Craven que han sacado tajada incluso de supuestas revisitaciones riéndose de lo hecho anteriormente), tienen algo que el resto no tienen. Carpenter narra, es un narrador, y dirige cine como nadie. La tensión se masca en el ambiente, y no a base de artificio, sino a base de exponer secuencias completas, no hay montajes efectistas, no hay más ni menos planos de la cuenta, los planos están hecho para lo que están, y, efectivamente, dan bastante más miedo que todos sus posteriores imitadores. Y eso sin tener en cuenta una banda sonora, también suya, que está en la memoria de todo buen amante del cine de terror. Y del que no lo es también.


La noche de Halloween es una gran película, aunque sólo sea por lo que le ha seguido. ¿Qué no es de las mejores de Carpenter? Pues puede ser, pero a mi me sigue encantando, qué quieren que les diga.

4 comentarios:

dvd dijo...

¿Y a mí que no me gusta esta peli?... Pero no te preocupes, con Carpenter tengo un problema de subjetividades. Soy más de THE THING, ya sabes...

sangreybesos dijo...

¿Cómo que no es de las mejores de Carpenter???? ¿Quién ha dicho eso??????

sangreybesos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RFP dijo...

dvd: no lo puedo entender, pero ya sabes que yo con Carpenter pierdo el culo... Algún día hablaré de La cosa, lo prometo, y lo haré muy muy muy bien.

syb: hay gente pa to.