sábado, 4 de octubre de 2008

El caballero oscuro

El caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008)

Que la reseña que yo fuera a hacer en cualquier momento de El caballero oscuro iba a ser buena era algo que sabían hasta los chinos de Rusia. Que iba a ser tan buena no me lo creo ni yo. Pero ya aclaro, me he negado a ser objetivo, si es que con el cine eso es posible.
Batman y toda su imaginería son poderosos. Tanto que han sido capaces de lograr que yo sea conocedor y seguidor aunque no me haya leido ni un solo cómic suyo en mi vida. Y por tanto, el acordarme de la aparición de determinados personajes que no tengo en memoria porque no soy fan, en este caso el fiscal del distrito que acabará convertido en Dos Caras, me pone los vellos de punta. Es lo que tiene la incoherencia.

El caballero oscuro es la muestra palpable de que todavía a estas alturas se pueden hacer buenas películas con muchísimos efectos especiales y sacar una pasta. El tema fundamental de la película, como el de todo el personaje de Batman, es el bien y el mal y su interrelación mutua, con las dudas morales que conlleva la diferencia entre lo uno y lo otro, entre la ética y el instinto, que incluso Nolan nos pone delante como si nosotros pudiéramos decidir qué es lo que va a pasar. Y esa es la base para lo que ocurre durante dos horas y media de metraje en que no paran de suceder cosas, en que no hay espacio para la tregua.


Quizá sea ese el único fallo de Nolan. El caballero oscuro quiere tratar tantas cosas, se enrevesa tanto, que termina durando demasiado. Aunque no sepamos de dónde se puede quitar metraje. Las secuencias de acción no son excesivamente largas, las escenas relacionales tampoco, el que aparezcan tres de los malos de Batman (por más que la aparición inicial de El espantapájaros valga para poco) reconforta a cualquier seguidor de la serie, y la trama es tan complicada que cuesta pensar que se pueda solucionar en menos tiempo... pero veinte minutos menos no le hubieran venido nada mal.
Poderosa como su protagonista, densa, trepidante, excesiva, fascinante, compleja, arrolladora, con una producción y una dirección espléndidas, El caballero oscuro es la continuación natural de ese otro monumento a la figura del Hombre Murciélago que era Batman Begins, en forma de monumento aún más megalómano de lo que era esta, no sólo para Batman, sino también para sus malvados complementos, tanto Jocker (un impresionante Heath Ledger, del que no hablaré aquí porque ya ha hablado todo el mundo) como Dos caras (Aaron Eckhart en estado de gracia).


Y por cierto, leí en su momento una crítica de Elvira Lindo en su estreno neoyorquino que la describía como sangrienta y desagradable. No se si el montaje en Europa será distinto, pero a mi me ha parecido sutil y elegante en esos términos como pocas adaptaciones de cómic. En resumen, que voy a verla otra vez.


7 comentarios:

dvd dijo...

No me mola Nolan, tralala... Ejem. Por lo menos desde MEMENTO. Es retencioso, grandilocuente y, si te fijas, "su" Batman no sería nada, pero nada, sin la mano maestra de FRank Miller. Sigo prefiriendo el de Tim Burton, con un oscuro sentido del humor más cercano al primigenio de Bob Kane. Sorry, la cosa es así ¿qué le vamos a hacer?

Justo dijo...

Fui con actitud escéptica, y salí muy satisfecho. Visualmente es fascinante, y el trasfondo es -casi- metafísico. Contiene escenas memorables -la que más en mi opinión, el Jocker en el coche de policía a toda pastilla, asomado por la ventanilla..- y esa atracción fatal que siente hacia Batman (¿correspondida?), el caballero oscuro, nihilista y atormentado.

Sí, creo que le sobraba un poco de metraje, coincido en que es difícil meter la tijera.

sangreybesos dijo...

No pienso despotricar, oiga.
Sencillamente, es uno de los mejores enfrentamientos Batman-Joker que recuerdo en cualquier medio.
Si le hubieran restado minutos, estoy seguro de que lo que habría salido perjudicado sería el descenso a los infiernos de Harvey Dent. Afortunadamente es lo suficientemente larga para desarrollar la historia con propiedad.
La secuencia del Espantapájaros me parece un guiño a los lectores de los cómics, que a menudo utilizan el recurso de empezar la historia con algún caso ya en marcha.
Y coincido con DVD; Batman es más Dark Knight Returns que nunca.

RICARDO BATICÓN dijo...

A mí también me pareció trepidante, fascinante... una gran peli, como dices... Y también de acuerdo con lo de que a lo mejor sobran 20 minutos o 30... pero por lo demás... para volver a verla.

Lola dijo...

Mi querido, admirado y amado RFP

Bueno, lo de Aaron Eckhart te lo dejaremos pasar. A mí el actor me ha gustado. Aunque me gusta más Christian Bale, y no solamente como actores.
Salí del cine algo aturdida. Los planos de El caballero Oscuro son muy seguidos, el ritmo(secuencias de la batmoto) te dejan hasta casi mareada.
No obstante he de decir que hay que verla en V.O. Heath Ledger da mucho más miedo, ese canalla que me encanta, como una chota, villano del color morado, con un punto de morbo.

Excelente texto, admirado RFP.
Un beso.

RFP dijo...

Me han borrado la contestación... en fin... repetiremos:

dvd: evidentemente todo es Miller, Nolan sólo lo pone en imágenes, no llega a la autoría. De todas formas yo no elegiría entre esta y las de Burton, me gustan todas por igual. Claro que, como dije al principio, con Batman me niego a ser objetivo (hasta me divertí con las de Shumacher). Me voy a poner en tratamiento en breve, lo prometo.

Justo, syb, Ricardo y Lola: nada que añadir. Creo que estamos todos bastante de acuerdo.

Un saludo a todos.

Chito dijo...

Me parece la mejor película que se ha hecho sobre un superheroe, tiene mucha acción pero también mucho trasfondo en la relación entre el bien y el mal y la doble cara de las personas.
También coincido en el bajón que pega la película al final. Pero aun así me encantó y la volveré a ver pronto seguro.
Un saludo