domingo, 14 de septiembre de 2008

Holocausto canibal.

Holocausto canibal (Rugero Deodato, 1980)


Las leyendas acerca del rodaje de esta película son múltiples, las reacciones al visionado casi siempre las mismas. Buscando imágenes en el google para acompañar la reseña, he leído en un foro a un chaval que contaba que se había puesto a verla con una amiga y la amiga acabó vomitando. Pues eso mismo.
Rugero Deodato quiso hacer un film sobre canibalismo sin mensaje, según sus propias declaraciones. Según amigos suyos contaron, en realidad quería realizar una crítica a la sociedad. Y es que hay dos formas de ver Holocausto canibal: una como el gore que es, con violencia gratuita desmedida y escasas dosis de humanidad; y otra como una crítica a la civilización de los países supuestamente desarrollados, esos que por la audiencia son capaces de conseguir cualquier cosa. No sabemos si esto último Deodato quería conseguirlo, pero lo logró, aunque fuera sin darse cuenta, nada más que por cómo se efectuó el rodaje.


Como ya dije las leyendas son múltiples, pero las realidades reconocidas también. Todos los animales que matan los protagonistas fueron realmente masacrados tal y como se muestra en la película, y posteriormente devorados por el equipo; las escenas eran cuestionadas por los actores que previamente conocían las mismas por la forma en que Deodato quería rodarlas... toda una historia de excesos para rodar una película que refleja, aunque sea sin quererlo, la crueldad de lo humano, precisamente a través de las supuestas grabaciones de un grupo de salvajes que se mete en el Amazonas para rodar la vida de las tribus caníbales que finalmente acabarán con ellos, pero no por barbarismo, sino por hacerles pagar las consecuencias de sus actos.
Falso documental, original en cuanto a lo que se había hecho respecto a cine de terror comercial, disiento de las opiniones que he podido leer en la red mientras buscaba información. Y es que yo creo en la coherencia, aunque a veces no la practique. Si Deodato pretendía hacer una crítica a la sociedad, sobra casi todo el tremendo, sangriento y desagradable metraje, no era necesario, y da idea de que el mayor salvaje era él mismo. Si lo que quería, sin embargo, era hacer un gore de cierta calidad, enhorabuena, lo consiguió de todas todas.

P.D.: Como podrán ver por las imágenes expuestas, esta película no es apta, en ningún modo, para estómagos mínimamente sensibles. Yo aviso.


5 comentarios:

Justo dijo...

Nunca me he atrevido a verla, aunque siempre me ha despertado morbo.. cuando se estrenó, se dijo que todo era verídico..

Sí que debe ser algo por lo menos insólito. Cuando me decida, te cuento.

RICARDO BATICÓN dijo...

Como que no me motiva mucho verla... después de lo que cuentas que has leído por internet... No mola.

dvd dijo...

Bueno, mucho ruido... La peli es un fake que recaudó mogollón de dinero en salas porno (creo) y que es mala de solemnidad. Lo que pasa es que nos va el morbo y todo eso, pero vamos, tampoco es una cosa para tirar cohetes. Es que lo del gore es para muy fanáticos, porque suele dar más risa que otra cosa. Sugerir, siempre sugerir...

sangreybesos dijo...

¡Deodato asegura que la película le gustó al mismísimo Sergio Leone!

RFP dijo...

Justo: si alguna vez te atreves, ten a mano el primperam... pero tampoco te pierdes gran cosa.

Ricardo: Lo mismo, pero a ti si te aconsejo que no la veas.

dvd: efectivamente era un fake que intentaron llevar tan en secreto que por poco acaba con sus creadores en la cárcel. Y es verdad que la mitad de las veces el gore da mucha risa, pero a mi es un género que no me termina de disgustar.

syb: todos tenemos puntos débiles. Lo mismo hasta es verdad.